Data centers: ¿cuánto se puede reducir el gasto de enfriamiento?


El funcionamiento de hileras y más hileras de equipos de servidores, aplicaciones de almacenamiento y redes hacen que la factura de luz que le llega a un centro de datos a fin de mes sea descomunal. Por eso, los operadores de estos centros buscan siempre maneras de mejorar la eficiencia energética. Un par de compañías IT de Silicon Valley han dado cuenta de considerables progresos al mejorar su eficiencia, y una organización estadounidense mostró que la eficiencia energética promedio también ha mejorado, aunque algunos operadores de data centers tienen más éxito que otros.

La eficiencia energética de los centros de datos se mide por el índice de efectividad del uso de la energía (PUE, por sus siglas en inglés), el cual se basa en la proporción del consumo eléctrico de los equipos de servidores, almacenamiento y redes en un data center con respecto al consumo de luz de todo lo demás, como luces, equipo de enfriamiento, sistemas de circulación del aire y otros aparatos, que colectivamente se denominan costos fijos (overhead). Si un centro de datos tiene un PUE de 2.0, significa que por cada kW/hora de electricidad aplicado para generar ciclos de computación, otro kW/hora es consumido en costos fijos (también llamados generales). Lo ideal es que el PUE se acerque lo más posible a 1.0.

De acuerdo con el Uptime Institute, que da seguimiento a esas estadísticas, el PUE promedio de los centros de datos estudiado en 2011 era de 1.83, lo que significa que los costos fijos de energía fueron de 83% del costo de luz para el equipo de cómputo. Este dato se obtuvo de una encuesta global a 525 operadoras de data center, 71% de las cuales se encuentran en Norteamérica.

Google recientemente informó de un PUE de solo 1.14, a finales de 2011 (promedio de todos sus centros de datos), lo que significa que el costo fijo de la electricidad fue solo de 14% de todo el consumo de luz. “Estoy encantado de escuchar esto”, dijo Joe Kava, director senior de Construcción y Operación de Centros de Datos de Google, quien escribió un blog sobre esas cifras el pasado 26 de marzo. El PUE de 2011 constituye una mejora respecto de la cifra de 1.16, de 2010, y de 1.22, de 2008, cuando por primera vez Google examinó el uso de la luz.

Tips para enfriar los equipos de forma más barata

Los operadores de data centers disponen de diversas palancas para manejar el consumo de luz, opinó Kava, pero el mayor consumo de energía en el rubro de costos fijos es el de enfriamiento del equipo. Más de 70% de la oportunidad de ahorrar energía se encuentra en el equipo de enfriamiento. “La mejor y más fácil manera de hacerlo es reduciendo la temperatura en el data center, como se hace en casa”, señaló, añadiendo que otra forma de ahorrar energía en enfriamiento es siendo más preciso en la forma como se orienta el aire frío.

A menudo, los racks de servidores están llenos solo en parte, por lo que carece de sentido enviar aire frío a los racks que tienen espacios entre ellos. La respuesta es instalar placas ciegas para cubrir esas brechas.

Otra opción es usar lo más posible aire del exterior, en especial en climas fríos o templados. El año pasado, HP abrió un data center en Fort Collins, Colorado, y en varios periodos del año aprovecha el frío aire de las Rocosas para enfriar los servidores, señaló Doug Oathout, vicepresidente IT Verde de HP, quien dijo con orgullo que el PUE de la instalación de Fort Collins es de un promedio de 1.35, versus el promedio de todos los data centers de la corporación, que es de 1.55. HP opera otro centro de datos en Wynyard, Inglaterra, ubicado a orillas del Mar del Norte. Ahí, permitiendo que entre el frío aire marino se logra un PUE de solo 1.19.

En su opinión, las empresas deberían “diseñar sus centros de datos pensando en el más barato enfriamiento a partir del ambiente natural en el que se encuentran”. Pero no todos los centros de datos tienen el mismo éxito en eficiencia energética, dejó ver Jon Koomey, profesor consultor en ingeniería civil y ambiental de la Universidad de Stanford, que ha dividido a los data centers en tres categorías: centros de datos intramuros, operados por compañías manufactureras, no IT (como Boeing, McDonald’s, Ford o Procter & Gamble); centros de datos de proveedores de servicios (como Google, Amazon o Microsoft), y centros de datos de cómputo de alto desempeño, por lo general establecidos en universidades o grandes instituciones de investigación.


Anibal

Acerca de Anibal

Ingeniero Industrial egresado en 2007, Viajero de corazón y trabajador de hobbie.
Soy Instructor certificado de la Secretaria de Trabajo y Previsión Social.
Mi frase, “Sin prisa pero sin pausa” y como viajero coincido en el hecho de “Viajar es la única cosa que puedes comprar, que te hace mas rico”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.