La muerte de Mexicana de Aviación, un crimen impune…


Ignorados, empobrecidos y olvidados viven los jubilados y ex trabajadores de Mexicana de Aviación, que después de siete años de una incansable lucha y pese a haber ganado todas las demandas y amparos presentados ante las autoridades judiciales, hoy nuevamente las autoridades gubernamentales hacen caso omiso del mandato judicial, aduciendo que de la Compañía Mexicana de Aviación ya no queda nada. El gobierno ha sido cómplice, no hizo nada para detener a Gastón Azcárraga con sus operaciones ilícitas y después permitió que Interjet y Volaris tomaran el vuelo, que surcaran los cielos, borrando para siempre la estela de Mexicana de Aviación.

Durante años permitieron el saqueo por parte de Gastón Azcárraga y Hoteles Posadas olvidándose que Mexicana era una concesión del gobierno, por lo que tenía que haber sido controlada y auditada por la DGAC cumpliendo con todas las normas y regulaciones impuestas por la Secretaría de Hacienda y particularmente por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes comandada en ese entonces, por el secretario Juan Molinar Horcasitas (el mismo a quien se le consideraba como uno de los responsables del incendio de la Guardería ABC) y quien en lugar de proteger la concesión, protegió en todo momento a Azcárraga, al ocultar información que hubiera evitado el saqueo y posterior cierre de la aerolínea.

 

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social, cuyo líder era Javier Lozano solicitó al secretario general de los pilotos Fernando Perfecto y a la secretaria general de los sobrecargos Lizette Clavel, que impidieran movilizaciones y escándalos, bajo el argumento de que eso atemorizaría a los inversionistas que echarían a volar nuevamente a Mexicana. Así fue como Lozano engañó y traicionó a los trabajadores, pues la verdad es que nunca tuvo la verdadera intención de que Mexicana de Aviación retomara el vuelo, pues todo estaba planeado para que Volaris, Interjet y Aeroméxico tomaran los espacios de Mexicana, sus rutas, slots y pasajeros… les entregaron todo lo que Mexicana había creado en 98 años de existencia. Posteriormente, nombraron a Fernando Perfecto director de todas las filiales de Mexicana y Lizette Clavel fue premiada con una senaduría por el PAN. Ambos fueron recompensados por traicionar a sus compañeros y por apoyar al gobierno para darle el tiro de gracia a Mexicana…

Pero ¿cómo y por qué se dio? Azcárraga y Grupo Posadas habían apoyado abiertamente a Vicente Fox en su campaña a la presidencia y en pago a su apoyo, Gastón fue recompensado por Fox, desnacionalizando Mexicana de Aviación y entregándosela a Grupo Posadas. Se la vende por la ridícula cantidad de 165.5 millones de dólares, cuando estaba valuada en 400 millones. Inmediatamente después de que Azcárraga la compra, vende el 65% de las acciones a  Administradora Profesional de Hoteles, subsidiaria de Grupo Posadas. Medio año después, Azcárraga constituyó el Fideicomiso 589, bajo el argumento de crear un plan de remuneraciones para los empleados de la aerolínea y para su creación tomó 198 millones de dólares de Mexicana, pero en lugar de crear el fondo, tomó el dinero y compró las mismas acciones de Mexicana a Administradora Profesional de Hoteles, pagando por esta operación los mismos 198 millones de dólares. Ese mismo día, la Administradora realiza una transferencia por la cantidad de 110 millones 700 mil 381 pesos a una cuenta de Grupo Posadas… Gran negocio y fraude, pero ni Hacienda ni la SCT hicieron nada al respecto.

En 2005 Fox inaugura Interjet en Toluca, cuyo dueño es Miguel Alemán Magnani, (hijo de Miguel Alemán Velasco y nieto del ex presidente Miguel Alemán Valdés). Interjet inicia operaciones con tres aviones, un año más tarde ya contaba con veinte aviones y a la fecha tiene sesenta y seis, dejando la base en Toluca y toma la de Mexicana de Aviación en la Ciudad de México.

En 2006, Vicente Fox inaugura Volaris que realizaría vuelos desde Toluca, los socios son Pedro Aspe (ex secretario de Hacienda de Carlos Salinas de Gortari), Emilio Azcárraga (dueño de Televisa y primo de Gastón Azcárraga) y Carlos Slim (Inbursa y Grupo Taca). Con el cierre de Mexicana, Volaris incrementa la venta de boletos en un 30%. Posteriormente estas aerolíneas solicitan en calidad de “préstamo” a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, las rutas y slots que Mexicana de Aviación había logrado obtener a lo largo de 98 años a base de fuertes inversiones y duro trabajo, y la SCT se las otorga sin ningún pago de por medio y sin tiempo de vigencia.

En 2008, Mexicana ya estaba en graves problemas financieros, derivados de la nula inversión y del saqueo de la que fue objeto. Azcárraga solicita a BANORTE un préstamo por 1,525 millones de pesos que jamás invierte en Mexicana y que además nunca paga. En 2009 BANCOMEXT le otorga un crédito por 1,100 millones de pesos, poniendo Gastón en garantía nueve aviones, con los cuales la institución más tarde se cobra, ya que Gastón nunca paga. Tanto Azcárraga como Manuel Borja Chico (presidente del nuevo grupo aeronáutico), cometieron un fraude fiscal al retener 400 millones de pesos, por concepto del impuesto sobre la renta e IVA que le cobraron a Mexicana.

Gastón vendió la torre de Mexicana en 40 millones de dólares, dinero que no se invirtió en la empresa y se desconoce en qué fueron invertidos. Calderón le permitió al empresario “vender” Mexicana de Aviación por la ridícula cantidad de mil pesos, sí mil pesos, a una empresa que denominaron “Tenedora K”. Banorte y Bancomext se cobraron de inmediato la deuda con aviones y con bienes inmuebles de Mexicana, que quebró, mientras Hoteles Posadas creció y se fortaleció… Ninguna de las secretarías antes mencionadas hicieron algo al respecto.

Gastón Azcárraga en mayo de 2014 solicita asilo político a Estados Unidos. El 19 de febrero, un juez dicta orden de aprehensión en su contra por operaciones de procedencia ilícita y actualmente cuenta con un amparo. Mientras tanto, desvalijaron los bienes de la empresa y el gobierno se olvidó por completo de resarcir el daño descomunal que le causaron a los trabajadores y jubilados. En el caso de los jubilados, se trata de personas de más de sesenta años que al despojarlos de su pensión, se les cerraron todas las posibilidades de tener una vejez digna, muchos de ellos murieron ya en el desamparo. Durante todos estos años, los jubilados no han dejado de luchar y es así como se han ganado los amparos promovidos por el administrador de los bienes restantes, Alfonso Trujeque.

Hasta el día de hoy, Azcárraga sigue libre, viviendo a todo lujo en el número 40 de Central Park, a una cuadra de la 5ta. Avenida en Nueva York, en donde vive feliz e impune desde hace seis años. Posee propiedades en California, Florida, Colorado y en la Isla Coronado, mientras los más de 7000 trabajadores y jubilados, se quedaron el la ruina con la complacencia de los gobiernos panistas y príistas.

Hoy los jubilados que quedan de la extinta aerolínea, con el apoyo del Barzón Popular, están solicitando a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes información sobre cuál fue el mecanismo jurídico que utilizó la SCT para prestar las rutas y slots a Volaris, Interjet y Aeroméxico con los que han crecido y se han enriquecido y piden que se realice un esquema para que las aerolíneas que están utilizando las rutas y slots de Mexicana, paguen a los trabajadores y ex trabajadores por su explotación, así como lo han negociado otras aerolíneas en el mundo.

El gobierno federal no puede ni debe desatenderse de los errores, omisiones o complicidades que hubo para que Mexicana de Aviación, empresa emblemática de México, dejara de volar para siempre…

Facebook Comments

Anibal

Acerca de Anibal

Ingeniero Industrial egresado en 2007, Viajero de corazón y trabajador de hobbie. Soy Instructor certificado de la Secretaria de Trabajo y Previsión Social. Mi frase, "Sin prisa pero sin pausa" y como viajero coincido en el hecho de "Viajar es la única cosa que puedes comprar, que te hace mas rico"