“El hombre en la encrucijada”


El pasado Fin de semana fuimos a la Ciudad de México a realizar un tramite (Mi mama, Mi esposa y yo) en paseo de la Reforma.

El plan era poder visitar la expo de Da Vinci en el edificio de Bellas Artes despues de realizar el tramite, pero desafortunadamente las filas eran demasiado largas al igual que el tiempo de espera.

A raiz de esto, decidimos trasladarnos a COYOACAN y visitar la casa azul de Frida.

La verdad a diferencia de lo que muchos opinen, a mi no me pareció nada extraordinaro, incluso los precios son algo caros para lo que ofrecen.

Simplemente es una casa donde vivio la artista, no hay tanto arte como se espera, solo un poco de aditamentos para la pintura de la epoca, la cama con el espejo que usaba para sus autoretratos, etc.

Yo hubiera preferido ver algo de mas arte de la artista o algo asi, pero bueno, es solo mi opinión.

aburridoanibal mama

 

paty anibal

 

En fin, lo interesante fue que mi mama adquirió un tour a dos museos, el primero era el de Frida y el Segundo de Diego Rivera(Museo Anahuacalli)

1024px-HallUpperAnahuacalli

El segundo no es tan popular como la casa Azul pero la verdad vale la pena visitar el edificio de Diego, ya que en si es una obra bastante interesante tomando en cuenta que el edificio es con piedra volcánica haciendo referencia a las construcciones Prehispánicas, algo que a Diego Rivera le apasionaba tanto.

El se dedico a acumular mas de 50 000 piezas prehispánicas, en su afán de que no salieran del país, ya que en ese tiempo no estaba regulada esa actividad y cualquier persona podría comprar y llevarse piezas que actualmente son propiedad de la Nación.

Razón por la cual, muchas piezas se encuentran en otros piases, como dicen, “lo caído caído no?”

Cuando estudiaba en la Preparatoria recuerdo que llevábamos materias de artes y corrientes literarias mexicanas y tema básico son los murales Polémicos de Diego Rivera.

Honestamente no recuerdo si platicamos del conflicto que tuvo Diego Rivera con la Familia Rockefeller, los dueños en ese momento de lo que se conoce el dia de hoy como Rockefeller Center, en NYC.

La historia es asi:

Corría el año 1932, la gran depresión azotaba a los Estados Unidos de Norteamérica, Adolf Hitler se postulaba en elecciones por el partido nacionalista en Alemania. Mientras en México, el recién formado PRN (antecedente directo del PRI) arrojaba sus primeros presidentes; la revolución había terminado, los caudillos habían quedado al mando. León Trotsky terminaba su Historia de la revolución rusa, y la idea de un mundo dirigido por obreros permeaba por doquier, incluso en la elite de artistas.

     Es en este escenario donde el industrial John D. Rockefeller contrataría a Diego Rivera para realizar un mural en el vestíbulo principal de un ambicioso proyecto llamado Rockefeller center en la cosmopolita  quinta avenida de la ciudad de Nueva York.  El conjunto arquitectónico se proyectaba como el nuevo emblema del mundo capitalista; paradójicamente Rivera había pertenecido por muchos años a las filas del partido comunista mexicano. Sin embargo, a  pesar de las diferencias ideológicas, se pacta el contrato en la suma de 21,000 dlls, y se inician los trabajos de lo que sería el mural llamado El hombre en la encrucijada.

Diego no perdió la oportunidad estando en las lineas del enemigo para atacarlo desde dentro, contrario a los bocetos iniciales agrega la figura de Lenin en el mural, uniéndosele a las representaciones de Trotsky y de Marx en la obra. Además, Rivera tiene el fino detalle de pintarse entre ellos a manera de autorretrato político. La bomba no tardó en estallar; la multimillonaria familia Rockefeller indignada por el acto manda suspender la obra, además cancela el contrato con el artista. Tras una serie de marchas de la comunidad intelectual en Nueva York, así como por la presión de la prensa internacional, la familia indemniza al pintor mexicano. Sin embargo, mandan destruir a la brevedad el infame mural.

clip_image003

Afortunadamente para la perduración de la obra, el proceso de ejecución del mural había sido filmado, lo cual permite que Diego regrese a la capital mexicana, específicamente al tercer piso del palacio de Bellas Artes, y sea allí donde logre recrear el polémico mural, ahora rebautizado como El hombre controlador del universo.  El mural sufrió algunas alteraciones, algunas de ellas decarácter personal,  como la aparición de la señora Rockefeller de la mano de una prostituta.

El Mural

La composición de la obra es un ejercicio simétrico comparativo, podríamos llamarlo dialéctico en términos marxista. Un hombre blanco se presenta en el centro, en sus manos están las herramientas de la ciencia y la tecnología que aluden indudablemente a su capacidad de control y manejo del mundo con miras al futuro. La tensión de la obra estalla cuando observamos la necesidad de elegir en un mundo bipolar; del lado izquierdo del mural observamos símbolos claros del mundo capitalista, según la mirada del pintor, como lo son: la policía represora, la fuerza de la religión en la estructura social, la clase burguesa, laenajenación de la juventud, la fe ciega en las teorías científicas y la guerra química.

clip_image004

Por la otra parte, en el lado derecho de la obra aparece el otro mundo, el del comunismo, un mundo en el que podemos adivinar confía el autor. Es aquí donde encontramos a Lenin uniendo las manos de los obreros, distinguimos también  la misma figura que representa a la religión en el otro costado, pero en esta ocasión decapitada. El pueblo organizado aparece en la parte superior del mural, marchando por su derecho a gobernarse.

clip_image005

Es pues la obra de Diego Rivera el retrato de un mundo de entreguerras que comienza a radicalizar sus posturas político-económicas.  Además de la  internacionalización de una clara ola de arte propagandístico nacida en México conocida como movimiento muralista.

     En el mural la geometría funciona tanto de manera ortogonal como axial, por lo que el equilibrio compositivo está asegurado, aun a pesar de la multitud de elementos que contiene la obra. Los colores son estridentes, sin lugar a dudas en una búsqueda  de identidad por parte del autor; una mirada rápida puede recordarnos los textiles precolombinos o las fachadas multicolores de los pueblos mexicanos; sin embargo es el aire sombrío la atmosfera imperante. Una era post industrial y apocalíptica es descrita con violencia por Rivera.

clip_image006

El hombre controlador del universo es un hito en el arte, es una pieza clave en el entendimiento del arte como hecho subversivo, como acto político, alejándose todo lo posible de las pretensiosas vanguardias del siglo XX, plagadas de burgueses con juegos intelectuales y abstractos

Es con esta obra que Diego Rivera, al igual que Pancho Villa, escribiría en los libros de Historia su nombre al entrar en las líneas enemigas para hacerlas arder. Si  Villa usaba  las pistolas, Diego se vale del pincel  y del impulso creativo.

Fue muy interesante como se escribieron cartas Rockefeller y Rivera, donde muy amablemente solicitaban quitaran el rostro de Lenin del mural y lo cambiara por una persona anónima, Rivera contesto diplomaticamente que prefería ver el murar derribado a cambiar el rostro, asi que a la mañana siguiente había una serie de trabajadores derribando el mural, algo que yo me imagino no esperaba Rivera.

rivera_161213_g

La verdad creo que vale mas la pena el museo de Diego Rivera, hay mas arte que exponer y mucho significado con esa construcción

Actualmente la obra puede visitarte en el Edificio de Bellas Artes de la Ciudad de México.

bellas

 

Facebook Comments

Acerca de Anibal

Ingeniero Industrial egresado en 2007, Viajero de corazón y trabajador de hobbie. Soy Instructor certificado de la Secretaria de Trabajo y Previsión Social. Mi frase, "Sin prisa pero sin pausa" y como viajero coincido en el hecho de "Viajar es la única cosa que puedes comprar, que te hace mas rico"